Siguiendo con la filosofía del Método Montessori que nos caracteriza, te proponemos un listado de elementos disponibles para hacer la habitación bebé más Montessori.

Siempre pensando en la motivación intrínseca para descubrir lo que le rodea y aprender jugando de sus vivencias para crecer de forma más sana. Una forma de ver la vida

Habitación bebé vista general

La cama en la habitación del bebe

Cama, si. Cama en la habitación del bebe. Cuna no. Pero una cama a ras de suelo en la que el bebe pueda moverse libremente sin riesgo.

Una propuesta muy interesante es la cama Montessori que te recomendamos en nuestro inventario. Además de ser una cama baja tiene una decoración suave y que permite trabajar las nuevas creaciones.

Lo importante, repito, es que esté a ras de suelo. Esta libertad para subirse y bajar sin riesgo en la medida de que va mejorando su movilidad, el bebe puede interactuar mejor con su entorno.

Personalmente, prefiero tener un hueco para el juego que se puede delimitar con una alfombra y que la cama sea el lugar para descansar y dormir. El concepto de que si estoy en la cama es para dormir (vale, también se puede leer) y si estoy en el lugar de juego es para jugar. Esta división de lugares resulta muy eficaz para los padres y madres de cara a poder educar “qué toca en cada momento”.

Baldas bajas para los juguetes

Un lugar para cada cosa, y cada cosa en su lugar. Una filosofía muy orientada a las 5S del modelo Lean Manufacturing. De manera que el bebe pueda escoger libremente cada juguete y pueda dejarlo nuevamente en su lugar. Porque cada juguete tiene su lugar y todos sabemos cual es ese 🙂

Una balda en el suelo para libros es una de las opciones más habituales que conocemos para la habitación Montessori. Puedes poner varias a diferente altura para que además de accesibles, se conviertan en pequeños retos de altura y así practique su autonomía y capacitación física.

Importante recordar que una vez utilizado, hay que volver a dejarlo en su sitio. Si el bebe no lo hace, le deberíamos ayudar para que entienda esta idea mediante la repetición del concepto. Juguetes podemos utilizarlos todos, pero luego han de terminar en su sitio.

Espejo en la habitación bebé

El espejo es otro elemento de gran relevancia, se sitúa de modo que el bebé pueda verse reflejado cuando está tumbado o sentado en el colchón o en el área de juego, y le proporciona horas de contemplación de su propia imagen, lo cual también le ayuda indirectamente a desarrollar los diferentes movimientos del cuerpo. Por supuesto, debemos elegir un espejo que sea irrompible o que tenga película de seguridad.

Habitación bebé espejo a la altura del suelo

Siendo una opción muy válida para los dos primeros años la opción de espejo con barra de seguridad para que ayude al bebe a dar esos primeros pasos.

Decoración a la altura

También es habitual colocar láminas, fotografías, obras de arte, etc. en la pared a la altura del bebé, para que pueda disfrutarlas y analizarlas con detenimiento siempre que lo desee.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar